La adelfa es un arbusto que florece anunciando la llegada del verano. Esta especie es natural de la región mediterránea y en nuestras islas la encontramos cultivada como especie ornamental o bien espontánea, únicamente en ramblas de Ibiza.

La forma de sus hojas recuerda a las del olivo, de aquí a su nombre específico “oleander“, tienen un nervio muy marcado de color blanquecino. Contienen sustancias digitálicas, que tonifican la actividad cardíaca, y tienen un elevado grado de toxicidad. Popularmente se dice que una siesta bajo su sombra puede tener un resultado fatal, pero esto no es más que una dramatización de sus propiedades.

Lo podemos ver en flor casi todo el verano, por lo que es utilizado con frecuencia como planta ornamental, a pesar de su toxicidad. Sus flores rosadas y de aroma suave, se agrupan formando ramilletes, en algunos casos pueden ser de color rojizo o incluso blanco